Trucos Inteligentes Para Los Brasier Que Muy Pocas Conocen

¡Hola creadora!. ¿Buscas nuevos trucos de vida? Los sujetadores son un artículo versátil que puede adaptarse a lo que sea. Te mostraremos su versatilidad para hacer tu vida más fácil y aprender cómo salir de apuros en un santiamén.

Podrás completar todas tus tareas con facilidad y tener un buen aspecto mientras lo haces, gracias a la ayuda de tu fiel y práctico sujetador. Tanto si estás en casa como fuera de ella, estos trucos te serán útiles una y otra vez. ¡No te los pierdas!

TRUCO #1. Empacado seguro:

Estás de viaje y lo que temes es que tus sujetadores se estropeen en la maleta. Te ha pasado una y otra vez y has tenido que cambiarlo con frecuencia porque ya no sirven.

¡Tenemos la solución perfecta para ti! Coloca medias dentro de las copas de tus sujetadores mientras están guardados y no se dañarán ni deformarán. Es una forma fácil de mantenerlos con el mejor aspecto están empacados.

TRUCO #2. Asegura tus tirantes:

¿Te preocupa que los tirantes de tu brasier se muevan y salgan de tus hombros por cualquier movimiento? ¡Ya no más! Usa sujetadores transparentes para mantenerlos en su sitio de una forma estupenda.

Son geniales porque al ser transparente, no se notarán y son lo suficientemente pegajosos para mantenerse en el sitio, sin lastimarte. Sólo tienes que colocar los tirantes dentro de cada sujetador y ya está. ¡Wao!

TRUCO #3. Repara la varilla salida:

¿Te molesta que la variable de tu sujetador sobresalga y te pinche? ¡Pues tenemos la solución perfecta para ti! Sólo necesitas un trozo de fieltro, un poco de hilo y una aguja. Corta el fieltro en forma de triángulo o rectángulo y luego pégalo donde sobresale el alambre. ¡Es así de fácil!

Ahora puedes seguir con tu día sin tener que preocuparte por ese molesto cable. Además, es una forma estupenda de reparar tu sujetador si está empezando a desgastarse.

TRUCO #4: Juega con los tirantes para un escotado perfecto:

Usar un sujetador sin tirantes es bonito, pero también son muy difíciles de mantener en su sitio. Sobre todo es  frustrante que se te caiga cuando estás fuera de casa. ¿La solución? Juega con los tirantes y escóndelos.

Lo que debes hacer es  quitar de enfrente la tira de tu brasier y pasarla alrededor de tu cuerpo para engancharla en la parte de atrás y hacer lo mismo con el otro tirante. ¡Observa cómo tiene que verse! Tendrás un ajustado y un escote perfecto sin incomodidades.

TRUCO #5. Ajusta las tiras a tu medida:

Las correas de tu brasier que se clavan en los hombros no sólo son increíblemente incómodas, sino que pueden causarte daños a largo plazo. Así que ajustar tus tirantes a la medida correcta es la clave para solventar este inconveniente tan común.

¿Cuál es el truco? ¡Sencillo! Ponte el sujetador y ajusta los tirantes para que te queden cómodos alrededor de los hombros. Luego, pon  dos dedos colocados entre el tirante y la piel, uno encima del otro, ¡Esa es la medida perfecta!

¡Gracias Creadora Por Apoyarnos Con Tu Me Gusta Y Comentario. Nos Seguimos Viendo. Un abrazo! 😃

Comparte

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

Relacionados