Todas Saben Que La Sal Es Para Cocinar ¡Pero Estos Usos Pocas Los Saben!

¡Hola creadora!. ¿Sabes que la sal puede servir para algo más que para sazonar las comidas? La sal tiene un montón de usos en la casa que quizás desconoces, así que echa un vistazo a todas estas increíbles formas de utilizarla y compruébalo tú misma.

Podrás ocuparte de muchas cosas en casa con una sola bolsa de sal. ¡Imagina lo fácil que será tu vida de ahora en adelante que empieces a usarla!. Solo sigue viendo hasta el final y aprende más sobre que hacer con ella para sacarle el máximo provecho.

USO #1. Restaurar la frescura de las verduras: 

Las verduras se vuelven rápidamente blandas y poco apetecibles en el frigorífico. Pero si quieres que se vuelvan crujientes y que además recuperen su frescura, solo debes cortarla en rodajas y colocarlas en un colador junto con una docena de cubitos de hielo y una pizca de sal. Esto ayudará a extraer parte de la humedad y hará que vuelvan a estar crujientes.

USO #2. Borrar las manchas de las tazas:

A veces las tazas más claras acaban con manchas de café, o té y estás lucen muy antiestéticas, lo que puede hacer que se conviertan en una verdadera monstruosidad, ya no son fáciles de eliminar.

Afortunadamente utilizando sal de mesa podrás eliminar estas manchas difíciles en cuestión de minutos. Lo único que tienes que hacer es frotarlas con sal para eliminar las manchas antes de lavarlas bien con agua y jabón.

USO #3. Espantar las hormigas: 

Las hormigas a pesar de ser muy pequeñas, son molestas ya que pueden invadir tu casa y tu jardín, causando daños incalculables, pero no sólo causan daños físicos, sino que también pueden contaminar los alimentos con bacterias.

Pero, afortunadamente, ya no tendrás que usar pesticidas químicos agresivos para mantenerlas alejadas. De hecho, ¡puedes disuadirlas utilizando sal de mesa! Lo único que tienes que hacer es espolvorear una línea de sal en las entradas de tu casa y alrededor de tu jardín.

Las hormigas serán repelidas por la sal y se irán a otra parte porque saben que las deshidratará, y harán todo lo posible para evitarlo.

USO #4. Haz que los huevos sean más fáciles de pelar:

Quitar las cáscaras de los huevos es una de las tareas de cocina más frustrantes. Pierdes tiempo y acabas con cáscaras rotas, o claras pegadas al huevo difíciles de sacar.

Pero te tengo buenas noticias, si añades una pizca grande de sal al agua antes de cocerlos como de costumbre, ayudarás a que se pelen fácilmente.

La sal hace que las cáscaras de los huevos sean más blandas, por lo que es menos probable que se rompan y las claras se desprendan más fácilmente.

USO #5. Eliminar las manchas de sal:

Si estás en una agradable cena y accidentalmente se derrama algo de comida, o bebida sobre tus prendas, no tienes porqué preocuparte y pensar cómo vas a quitar esa mancha antes de que se fije. Porque lo que vas a hacer de inmediato es espolvorear un poco de sal sobre la mancha y dejarla reposar unas horas antes de meterla en la lavadora. ¡Es todo!

¡Gracias Creadora Por Apoyarnos Con Tu Me Gusta Y Comentario. Nos Seguimos Viendo. Un abrazo! 😃

Comparte

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

Relacionados