Pone Pegamento Sobre Un Canvas ¡Parece Extraño, Pero Adorarás Lo Que Hizo!

¡Hola Creadora!. Echa un vistazo a esta novedosa técnica para hacer cuadros personalizados hermosos y originales fácilmente. Déjame decirte que absolutamente llamará tu atención y te inspirarás al verla. Ahora solo sigue viendo hasta el final, porque encontrarás las instrucciones y lo que necesitas para comenzar ya mismo. Y si te gusta esta maravillosa idea compártela. 

Mira Cómo Hacer Hermosos Cuadros Con Transferencias Fotográficas

Necesitarás:

-Un lienzo de 6×6 pulgadas.
-Papel de seda.
-Cartulina blanca lisa.
-Cinta de adhesiva.
-Pegamento blanco.
-Un cepillo de espuma.
-Capa transparente protector de secado rápido.
-Tijera.
-Cútter.
-Pincel grueso y ancho.

Procedimiento:

Paso 1

En una superficie plana, extiende el papel de seda con el lado mate hacia abajo. Luego, encima pon la hoja de cartulina blanca brillante y recorta el papel de seda sobrante alrededor de modo que solo tenga un margen de 2 pulgadas.

Paso 2

A continuación, toma cinta adhesiva y vas a pegar el papel sobrante de seda a la cartulina asegurándote que quede bien firme, ya que cuando pase por la impresora ni siquiera se mueva.

Paso 3

Luego, coloca la cartulina que has preparado con el papel de seda en la impresora, de modo que la imagen se imprima directamente sobre el papel de seda. Esta impresora que estoy usando es una impresora de inyección de tinta.

Paso 4

La imagen quedará impresa y lista para transferir de esta sencilla manera. Inmediatamente, rocía ligeramente toda la imagen con spray de cabello para fijar la tinta, luego deja secar durante 5 a 10 minutos. Además debes saber que si la fotografía o cualquier imagen que quieras transferir tienen palabras o frases debes invertir la imagen.

Paso 5

Cuando la imagen haya secado, recórtala con un borde de 1/2 pulgada (más o menos) para poder manipularla. De esta manera estará lista para transferirla al lienzo.

Paso 6

Ahora toma el lienzo que vas a usar y colócale una capa delgada y sólida de pegamento blanco con el cepillo de espuma. Si notas, todo el borde de mi lienzo están gris oscuro ya que lo he pintado previamente. Tú puedes pintarlo de cualquier otro color o dejarlo blanco.

Paso 7

Cuando el lienzo tenga suficiente pegamento blanco en toda la superficie, coloca suavemente y con mucho cuidado la imagen sobre el lienzo para transferirla. Ayúdate con los bordes sobrantes del papel de seda, luego ve alisando.

Puedes usar un pincel como ayuda porque será más sencillo. Pero debes hacerlo delicadamente ya que el papel de seda es muy delgado. Por último, deja que el lienzo seque durante 2 o 3 horas antes de continuar con el siguiente paso.

Paso 8

Pasado el tiempo, verifica que el lienzo esté completamente seco, humedece la punta de tu dedo índice con agua y pásalo por el borde a lo largo del lienzo donde está tu imagen para desprender el tejido sobrante. Así, quedará aún más hermoso el acabado.

Paso 9

Finalmente, rocía el lienzo con dos capas de protector de secado rápido. Así el todo de la imagen se oscurecerá y quedará mucho más nítido.

Déjalo secar y ¡listo! El resultado será magnífico.

¡Gracias Creadora Por Apoyarnos Con Tu Me Gusta Y Comentario. Nos Seguimos Viendo. Un abrazo! 😃

Comparte

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

Relacionados