¡Hola creadora! ¿Sabías que con las bolsitas de té ya usadas podrías disfrutar de iguales, o más beneficios que cuando lo usas para beberlo? ¡Pues sí! Así que, debes pensarlo dos veces antes de tirarlas a la basura. Ahora mira hasta el final y descubre cuáles son los problemas que puedes resolver con ellas.

Reutiliza las bolsas de té para resolver estos problemas

Aunque te parezca mentira y hasta extraño, las bolsitas de té ya usadas te serán muy beneficiosas en casa, para resolver algunos problemas cotidianos y tu ni siquiera lo hubieses imaginado. ¡Mira de que te hablo y toma nota!

1. Combate quemaduras leves:

Si por accidente quemas alguna parte de tu cuerpo, lo único que debes hacer es usar bolsitas de té negro como compresas frías para aliviar el dolor y la inflamación un efecto refrescantes.

El té negro por sus propiedades puede calmar las inflamaciones de la piel que hayan sido causadas por temperaturas extremas. Usa dos o tres bolsitas de té ya usadas refrigeradas para tratar las quemaduras de inmediato.

2. Elimina el olor a humedad:

Si tienes problemas con el olor a humedad en el armario, entonces simplemente puedes darle una rica fragancia estratégicamente con bolsas de té secas de sabor a vainilla, menta o chai. Colócalas en las esquinas y al final de las gavetas. Así el mal olor desaprecerá y tus prendas quedarán perfumadas naturalmente.

3. Usa bolsas de té para quitarte el mal olor de tus manos: 

Restriega tus manos con bolsitas de té ya usadas, por ejemplo, después de cortar cebollas, picar ajo o manipular alimentos como los pescados y mariscos.

4. Disminuye las ojeras y bolsas debajo de los ojos:

Usa las bolsitas de té verde ya usadas como compresas frías debajo de los ojos durante 15 minutos, para disimular las ojeras y bolsas de cansancio que suelen aparecer.

5. Alivia las picaduras de insectos:

También puedes usar las bolsas de té verde frías sobre las picaduras de insectos. Gracias a sus propiedades actúa como un calmante natural y refrescante, para evitar que te rasques e irrites la piel.

6. Refresca los zapatos:

Elimina el mal olor de tu calzado sea cual sea, con solo colocar una bolsita de té disecadas en cada zapato para que elimine toda la humedad y el mal olor. Así lograrás que tu calzado esté ventilado y fresco.

7. Limpia la vajilla sin esfuerzos:

Llena el lavaplatos con agua y unas cuantas bolsitas de té. Luego coloca los platos, sartenes y ollas en remojo durante toda la noche. Por la mañana siguiente al lavar la vajilla verás que la suciedad se desprenderá fácil, rápido y sin esfuerzo.

8. Mantén el interior de tu nevera fresco:

Coloca una bolsita de té usada dentro del refrigerador, así siempre tendrá un olor agradable en su interior. La bolsita de té absorberá cualquier mal olor que allá en el interior manteniéndolo fresco.

9. Evita la visita de roedores e insectos:

El olor del té no es de agrado para los roedores, arañas o insectos indeseables como las cucarachas. Así que, si colocas bolsitas de té en los lugares donde los has visto, estos no volverán a molestarte nunca más.

Aunque no lo creas, las bolsitas de té que siempre tienes en casa, son de gran solución para muchos de los problemas domésticos, parecen mágicas; Así que antes de tirarlas a la basura piénsalo muy bien porque son de mucha utilidad.

¡Un Abrazo Creadora Y Seguimos Conectadas Para Más Ideas Y Manualidades! 😃

Por: DJ

[/showhide]