¡Hola amiga! ¿Sabías que cuidar la ropa no no es una tarea difícil? Aquí te daré algunas pautas para que las pongas en práctica y mantengas tus prendas siempre como cuando nuevas. Así que mira hasta el final, toma nota y manos a la obra. ¡Nunca antes lo hubieses imaginado!

TRUCOS para cuidar la ropa

Cuidar la ropa es más sencillo de lo que parece, además haciéndolo hará que las prendas duren más tiempo y luzcan mejor. Por eso hoy quiero compartirte unos cuantos consejos de lavandería, para cuidar toda tu ropa, pero lo primero es:

1. Entender las etiquetas de cuidado de las prendas:

Antes de lavar cualquier prenda sea cual sea, es muy importante entender las etiquetas de cuidado de la ropa, (esa que casi nadie presta atención) pero allí siempre indican cómo tratar cada una de las prendas, cómo cuidarlas bien y darles una mayor vida, lavado tras lavado.

2. Cómo lavar la ropa:

A la hora de lavar la ropa, es importante que utilices bien la lavadora ya que es el primer y uno de los errores más comunes que se comete y, esto poco a poco va dañando los tejidos y su apariencia.

  • Separa las prendas por colores.
  • No metas en la lavadora prendas delicadas.
  • No abuses del agua caliente.
  • Usa el programa de ciclo adecuado dependiendo del tipo de tela que vas a lavar.
  • Lava las prendas estampadas del revés, así evitarás que se pierda el dibujo.

Tampoco es bueno abusar del lavado. Por ejemplo: si usas una prenda durante un rato y al llegar a casa NO la vas a lavar, puede que te la puedas poner un par de veces más.

Te recomendamos que: dejes la camiseta extendida aireándose y después la guardas para un segundo uso. Si la prenda no está sucia no es necesario lavarla.

3. Cómo lavar las prendas de algodón:

Si lo desconoces, las prendas de algodón necesitan un buen cuidado si no quieres que su apariencia rápidamente se arruine.

Por ejemplo, cuando las vas a colocar en la lavadora, antes dale vuelta para meterla en la máquina. Evita el suavizante y usa detergente líquido. Esto lo que hará es que los colores no se dañen, y duren más tiempo vivos.

Si las prendas de algodón son blancas,entonces será mejor que uses detergente en polvo. Si tiene alguna mancha frotarla con jabón antes de ponerla a lavar en la lavadora.

Además ten en cuenta que nunca debes lavar la ropa de algodón a más de 30º y 40º ya que vas a dañar los tejidos y probablemente se te encojan.

4. Cómo tender la ropa:

La mayoría de las amas de casa, quizás no le den importancia a esta tarea y tienden la ropa en cualquier parte y de cualquier manera, sin embargo, tender la ropa es una parte muy importante del proceso de lavado.

Te recomendamos tender la ropa bien estirada en cuerdas o tendederos al aire libre y no usar una secadora. El calor daña las prendas, y la secadora no ayuda para su cuidado.

La mejor manera de tender las prendas es buscando los pliegues de cada una de estas para colocar las pinzas, por ejemplo: axilas en camisetas, e ingle en pantalones, de esta manera evitarás deformaciones.

Otra mala práctica es tender las prendas directamente al sol, aunque se secan más rápido, la luz directa del sol estropea los colores, sobre todo en las prendas oscuras.

Te recomendamos tender la ropa al aire libre por las mañanas ya que el sol es menos fuerte. Un buen truco con algunas prendas, es tenderlas en perchas, así no se deformarán y además será más sencillo a la hora de plancharlas.

5. Usa cubos de hielo:

Pero si por alguna u otra razón tienes que usar la secadora porque no tienes espacio para tenderla al aire libre, entonces coloca unos cuantos cubos de hielo junto a la ropa, justo 5 o 10 minutos antes de que termine el ciclo de secado, a una temperatura entre media y alta. Esto generará vapor y hará que las prendas se arruguen menos. Eso sí, sácala apenas se apague para que sea sencillo plancharlas luego.

6. Aprende a guardar la ropa para mantenerla bien cuidada:

Otro error común es guardar mal la ropa. Lo recomendable es saber qué prendas van dobladas y cuales en perchas. Por ejemplo, es aconsejable colgar las prendas más delicadas (vestidos o camisas) en perchas acolchadas que respeten la forma de los hombros.

A la hora de doblar las prendas también es importante que lo sepas hacer, sobre todo, si las vas a guardar en cajones, no deben estar demasiado amontonadas.

Con estos trucos, estoy segura que serás de ahora en adelante un as de la lavandería. Solo debes aprender a usarlos, ponerlos en práctica y disfrutar de tus mejores prendas.

¡Un Abrazo Creadora Y Seguimos Conectadas Para Más Ideas Y Manualidades! 😃

Por: DJ

[/showhide]