¡Hola creadora!. Mantener las almohadas limpias es importante para tu salud y también para dormir mejor. Además, es agradable acostarse y sentir la almohada perfumada. Por suerte, hoy traigo para ti un método para mantener limpias las almohadas, y también para quitar esas desagradables manchas amarillentas que se forman en ellas por el uso y por el tiempo. ¡Quédate hasta el final, porque aprenderás a lavar las almohadas con este simple y efectivo método! 

Aprende a mantener las almohadas blancas

 

¿Por qué las almohadas se ponen amarillas? 

Las almohadas con el paso del tiempo y por el uso adquieren un tono amarillento básicamente por 2 razones:

El sudor: Si no lo sabías mientras duermes sudas. Sí, y aunque las almohadas tienen funda, ese sudor se filtra poco a poco, causando manchas a la almohada con el tiempo. 

Saliva: Es normal que tanto los niños como los adultos babeen por la noche o a la hora de la siesta. Y pasa exactamente lo mismo que con el sudor, la saliva se filtra por la funda causando manchas en la almohada.

Así que, antes de que pienses en reemplazarlas, es mejor que intentes probar con este efectivo método que te compartiré a continuación para blanquear las almohadas de modo casero y muy económico. 

¿CÓMO BLANQUEAR LA ALMOHADA?

Recupera ese blanco del primer día, para ello vas a necesitar los siguientes ingredientes:

-1 taza de detergente líquido para lavar ropa.

-1 taza de detergente líquido biodegradable para lavavajillas.

-1 taza de blanqueador casero (mezcla 3 litros de agua, 125 mililitros de jugo de limón y 250 mililitros de agua oxigenada)

-½ taza de bórax.

-Agua caliente.

Procedimiento: 

Paso 1:

Revisa la etiqueta: Antes de lavar la almohada revisa la etiqueta para ver si esta se puede lavar en la lavadora ya que, algunos modelos de almohada solo se pueden lavar al seco por el tipo de material que tienen adentro. Este primer punto es importantísimo, porque si la lavas y no seca lo suficiente por dentro, será luego un nido de moho y ácaros.

Paso 2:

Quita la funda: Cuando ya estés segura que si puedes lavar la almohada en la lavadora, quitar la funda de la almohada. Nunca se deben lavar con las fundas para poder tener un resultado efectivo. Eso sí, es importante que laves las almohadas en pares, para nivelar el peso del tambor de la lavadora. 

Paso 3: 

Prepara la lavadora: Coloca 2 o 4 almohadas en la tina dependiendo del peso (capacidad de la máquina) y del tamaño o grosor de cada una de las almohadas. Mételas en posición horizontal. Luego, seleccione el ciclo de lavado con agua caliente,  Programa hacer dos enjuagues, y coloca todos los ingredientes en el cajetín.

Paso 4:

Finalmente, cuando las almohadas salgan de la lavadora ponlas a secar al aire libre, preferiblemente que les pegue bastante sol, y asegúrate de que sequen completamente antes de volver a usarlas. 

Con este método, nunca más volverás a tener esas odiosas manchas amarillas en tus almohadas, o por lo menos hasta que te toque renovarlas por el tiempo de uso. 

¡Gracias Creadora Por Apoyarnos Con Tu Me Gusta Y Comentario. Nos Seguimos Viendo. Un abrazo! 😃