¡Los Contenedores De Los Lentes De Contacto Son Oro! Muy Pocas Personas Conocen Estos Usos

¡Hola creadora!. ¿Tienes un contenedor de lentes de contacto por casa que no sabes qué hacer con él? ¡Pues tenemos buenas noticias para ti! Hay muchos usos alternativos para estos pequeños pero útiles envases que pueden hacerte la vida mucho más fácil.

Los contenedores para lentes de contacto tienen el tamaño y la forma perfectos para guardar objetos pequeños, por lo que son ideales para organizar tus pertenencias. Además, están hechos de plástico resistente, por lo que aguantan bien la presión y todas las ideas que aquí te dejaremos.

USO #1. Pastillero:

Si tienes algunas vitaminas o pastillas que debas tomar sin falta, ¡llévalas siempre contigo! Y no, no tienes que gastar en un pastillero grande y convencional, utiliza tu viejo contenedor de lentes de contacto para guardarlas. ¡Súper!

USO #2. Contenedor de productos de limpieza:

Vas a realizar un viaje fugaz o  te quedarás fuera de casa una noche y no quieres llevar demasiadas cosas… Y ahora… ¿Dónde colocarás tu crema o gel nocturno que no debe faltar? Pues en un contenedor de lentes de contacto. Te sorprenderá lo bien que conserva el producto, y sin derrames.

USO #3. Para las salsas:

Si vas a comer sola o tienes un pequeño picnic, ¡no tienes que llevar tus pesados potes de salsa contigo! Utiliza los compartimentos prácticos de estos contenedores para almacenar la kétchup, la mostaza o la mayonesa. ¡Increíble!

USO #4. Pequeño joyero:

Amas tus aretes pequeños y delicados, pero siempre se te extravían. Nunca parece haber un sitio adecuado para colocarlos o para llevarlos contigo a donde sea… ¡Tranquila! Colócalos en estos versátiles envases y despreocúpate de perderlos de nuevo.

USO #5. Elabora tu propio bálsamo de labios:

Tus labios necesitan cariño, así que un bálsamo sería ideal. Lo mejor es que puedes hacerlo tú misma mezclando 3 cucharadas de gránulos de cera de abeja, 2 cucharadas de manteca de karité y 4 cucharadas de aceite cosmético de tu preferencia.  Mételo al microondas y remuévelo muy bien. Una vez lista y suavizada la mezcla, ¡envásala! ¿Dónde? En el contenedor de lentes de contacto.

USO #6. Contenedor de especias:

Si necesitas llevar contigo sal, azúcar o alguna especia, no dudes en colocarlos en un contenedor de lentes de contacto. Son del tamaño perfecto para este fin y no permitirá que se boten ni que huelan.

USO #7. Para las pinturas:

Si estás haciendo proyectos de pintura y arte con tus hijos y temes por esos grandes desastres, ¡no te preocupes! Echa un poco de pintura en estos envases y dáselos para que se diviertan, aprendan y sean creativos sin pintura por doquier.

USO #8. Contenedor para costura:

Tienes cuencas, lentejuelas u otros elementos de costura pequeños que se pueden perder. Deja de guardarlos en bolsas inservibles, dales lugar en un contenedor de lentes de contacto.

USO #9. Para el enjuague bucal:

Si estás acostumbrada a tu necesario enjuague bucal pero siempre te angustia comer fuera de casa y no tenerlo, ahora puedes envasarlo en estos potecitos para  llevarlo contigo en tu bolso o estuche de cosméticos.

USO #10. Desenreda tus auriculares:

Basta de tener tus audífonos enredados en el bolso, con altas probabilidades de que se dañen. Enróllalos en tu viejo contenedor de lentes de contacto y despreocúpate por ello.

¡Gracias Creadora Por Apoyarnos Con Tu Me Gusta Y Comentario. Nos Seguimos Viendo. Un abrazo! 😃

Comparte

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

Relacionados