¡Esta Cuerda Es Mágica! Muy Pocas Personas Conocen Estos Usos

¡Hola creadora!. ¿Tienes un montón de cuerda en casa y no sabes qué hacer con ella? Mira estos trucos que cambian la vida y que pueden resolver muchos de tus problemas cotidianos.

Con unos simples consejos, puedes coger cuerdas o cordeles finos y convertirlos en herramientas que harán tus tareas más sencillas. ¡No te creerás las cosas que puedes hacer con ellas!

USO #1. Rebanar alimentos:

Cortar alimentos puede ser difícil, sobre todo si intentas cortar un queso duro o un pastel. Incluso las tareas más sencillas pueden ser difíciles si no tienes las herramientas adecuadas, pero la más fácil y efectiva ya la tienes.

Corta y rebana alimentos con ayuda de una cuerda delgada. Este cordón te ayuda a cortar incluso los alimentos más duros con facilidad, para que puedas centrarte en disfrutar de tu comida. Tómala por ambos lados, ténsala y haz un pase rápido.

USO #2. Abre una caja sellada fácilmente:

Es difícil abrir cajas selladas sin estropear la caja o el objeto que hay dentro. Puede ser realmente frustrante cuando intentas sacar algo de una caja sellada y no consigues encontrar la apertura. Acabas teniendo que arrancar la cinta adhesiva y esperar no dañar el contenido en el proceso.

Con este sencillo truco, puedes abrir fácilmente cualquier caja sellada dejando un trozo de cuerda en el exterior. Sólo necesitas unas tijeras para cortar el cordel y ¡viola! La caja está abierta.

USO #3. Haz una sopa sin trozos grandes y desagradables:

La sopa es una gran comida, pero los grandes trozos de especias pueden arruinarla. Es muy frustrante cuando pasas todo ese tiempo haciendo la sopa y luego tienes que quitar todos los grandes trozos de especias.

¿La solución? Introduce los ingredientes en una gasa atada con un cordón fino. Este sencillo truco facilita la extracción de la hoja de laurel, los palos de clavo, los guisantes negros y la pimienta de Jamaica de la sopa sin tener que pescarlos con una cuchara al servir. Solo retíralo cuando esté lista.

USO #4. Repara un grifo goteante:

Los grifos que gotean son un problema común, pero pueden ser realmente molestos. Es difícil acostumbrarse al sonido de un grifo que gotea, y puede ser aún más difícil encontrar el tiempo o el dinero para solucionar el problema.

Con este sencillo truco, puedes detener el goteo sin tener que llamar a un fontanero. ¡Sólo necesitas un trozo de cuerda! Átala en el grifo lo más cerca posible de la cabeza y diríjalo hacia el desagüe para que fluya por ahí el agua. ¡Problema resuelto!

USO #5. Riega tus plantas:

Parece que el sol te golpea sin piedad y tus plantas empiezan a marchitarse. Recuerdas haber visto un viejo truco en el que puedes utilizar un cordel para que gotee agua directamente sobre las raíces de tus plantas, pero no tienes ningún cordel a mano.

¡Usa un trozo de cuerda de algodón en su lugar! Esta fibra natural absorberá el agua y la liberará lentamente con el tiempo para que tus plantas no mueran de sed. Coloca un extremo del hilo de algodón lo más profundo posible en la maceta y luego sumerge el otro extremo en un recipiente con agua.

¡Gracias Creadora Por Apoyarnos Con Tu Me Gusta Y Comentario. Nos Seguimos Viendo. Un abrazo! 😃

Comparte

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

Relacionados