Ella Guarda Lo Que Parecía Basura Y Le Da Usos Que Todas Necesitamos Saber

¡Hola creadora!. No tienes que tirar los plásticos ni los productos o herramientas que ya no utilizas en casa. ¡Puedes reutilizarlos para nuevos y sorprendentes usos! Todos queremos poner nuestro granito de arena en la conservación del medio ambiente, y reciclar es una de las formas más fáciles de hacerlo.

No sólo estás ayudando al planeta, sino que también estás dando una nueva vida a productos y herramientas que de otro modo se habrían tirado. Así que, ¿por qué no empezar a reciclar hoy mismo? Es fácil y divertido, y quizá te sorprenda lo que puedes crear con un poco de imaginación.

USO #1. Organizador de tapas:

¿Tienes una vieja caja de cereal? ¡Perfecto! Córtala y conviértela en un estante de esquina. Para almacenar esas tapas de recipientes que siempre están desordenadas y sin un puesto fijo. ¡Increíble!

USO #2. Colgador:

Tienes en la cocina decenas de paños para limpiar y secar, pero nunca logras ubicarlos sin que generen más desastre. ¡Tranquila! Toma esa vieja tabla de cortar y esos tenedores que ya no usas y transfórmalo en un colgador de paños de cocina.

USO #3. Cama para mascota:

Amas a tu mascota pero ya destrozó, ensució o acabó con su cama convencional. No te preocupes por ello, no necesitas salir corriendo a comprar una nueva. Una opción genial y asequible es tomar un viejo caucho, picarlo, limpiarlo  y luego darle la forma de la cama que quieres para tu animalito. Colócale su colchón y todo lo que necesita para estar a gusto. ¡Un proyecto que vale la pena!

USO #4. Porta llaves:

Si tienes uno de estos posa ollas o utensilio de metal o acero inoxidable, ¡puedes darle una nueva oportunidad! Conviértelo en un original guindador de llaves. Lucirá perfecto en la entrada de casa y no permitirá que se te pierdan nunca más.

USO #5. Mini bar:

¿No sabes qué hacer con esa vieja maleta que ocupa espacio? ¡No la botes! Con ella puedes crear tu propio mini bar. Consigue un soporte y solo tendrás que abrirla para ubicar allí tus botellas. Un estilo rústico y único que tus invitados y tú amarán.

USO #6. Envase para pastas:

Nada peor que abrir un paquete de pasta y que quede un sobrante que nunca sabes dónde guardar. No tienes que ir a comprar uno en la tienda, utiliza ese pote de papas que acabas de comerte. ¡Cabe perfecto, es práctico y no generará desorden!

USO #7. Pinzas para bolsas:

¿Te quedaste sin pinzas? ¿Tienes ganchos de ropa que ya no utilizas? ¡Mata dos pájaros de un solo tiro! Retírale las pequeñas pinzas que tienen los ganchos y empieza a utilizarlo para almacenar tus productos con seguridad  e ingenio.

USO #8. Para la comida de tu mascota:

Las bolsas que contienen la comida de tu perro, gato o mascota son poco prácticas, además es desagradable llenarse las manos del alimento y generar todo un desastre sin necesidad. Para ello, utiliza esos viejos potes de plástico que tenían helado. Podrás ir agarrando porciones y servir sin ningún tipo de accidente.

USO #9. Tablero para la cocina:

¿Por qué no darle un hermoso y original toque a tu cocina? Toma una tabla de madera vieja que tengas y pégale pequeñas tazas que tampoco utilices ya. Podrás guardar de forma elegante tus utensilios y pequeños trapos.

USO #10. Portavelas:

Toma un viejo cucharón y transfórmalo de forma vintage en un portavelas ideal para colgar en tus paredes o en esos rincones donde quieres recrear momentos y celebraciones especiales.

¡Gracias Creadora Por Apoyarnos Con Tu Me Gusta Y Comentario. Nos Seguimos Viendo. Un abrazo! 😃

Comparte

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

Relacionados