¡Hola creadora! ¿Qué haces cuando abres la gaveta de la nevera y notas que los alimentos tienen moho? ¿Los tiras inmediatamente a la basura o intentas rescatarlos para comértelos? Mira hasta el final y conoce la respuesta, quedarás impactada cuando descúbras esto.

Así que haz clic abajo donde dice “Clic Aquí Para Seguir Leyendo”, para saber más y sobre todo mira hasta al final porque tenemos un regalo muy especial para ti.

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Mira porque el moho en los alimentos es peligroso para la salud

¿Te ha pasado que quieres comer algún alimento, fruta o verdura y cuando lo abres notas que está completamente cubierto de una pelusilla grisácea sobre su superficie? 

Los mohos pueden producir micotoxinas. Por eso, a veces retirar la parte visible con un cuchillo o una cuchara no es suficiente ya que los mohos pueden producir micotoxinas. 

Los mohos son hongos microscópicos que se alimentan de alimentos como:  Carnes, quesos, frutas, vegetales y panes. Por eso, cuando ves un color verde, azul, blanco, gris o marrón en tus alimentos, se trata de las esporas de esas decenas de miles de hongos diferentes. Pero eso ¡No es todo! no lo notarás, pero por debajo hay tallos y raíces, que crecen en el alimento.

Entonces, después de saber esto, crees que es seguro ¿retirar el moho del alimento y comer lo que queda en buen estado? Yo te diría que no lo hagas, porque no es seguro, el moho sean cuales sean pueden perjudicar tu salud. Sin embargo, algunos tipos de moho son más peligrosos que otros.

Afortunadamente, aquí te daremos algunas recomendaciones detalladas sobre qué hacer y qué no hacer al encontrar moho en los alimentos.

El moho que crece en los alimentos va como te dije anteriormente, se van desarrollando como ramas, tallos y raíces, que son como pequeños hilos. Claro está, estas raíces son tan microscópicas que son muy difíciles de ver cuando el moho crece en la comida y pueden profundizarse en el alimento sin que tu ni siquiera lo sepas.

Por eso, lo más probable es que, cuando un alimento tiene mucho moho en la superficie, pudiera ser que las raíces lo estén penetrando profundamente.

Así que, debes de tener mucho cuidado si piensas salvar algo de este alimento, ya que, algunos mohos pueden causar reacciones alérgicas y problemas respiratorios. Otros, en las condiciones adecuadas pueden generar micotoxinas, que son sustancias venenosas para tu salud.

Pero, ¿Qué alimentos con moho puedes salvar y cuáles son mejor descartar?

Lo más recomendable es, descartar la comida enmohecida que tiene un alto contenido húmedo, porque puede estar contaminada por debajo de esa superficie grisácea y aterciopelada. Los alimentos enmohecidos pueden contener bacterias que crecen con el moho.

Sin embargo, entre los alimentos que se recomiendan descartar están: los fiambres, tocino, salchichas, carnes cocinadas, pasta, granos cocinados, yogures, mermeladas y crema ácida. A excepción de algunos salamis y carnes curadas duras, que suelen tener cierto moho en la superficie que es seguro raspar antes de consumir.

En los alimentos densos, no porosos, no es difícil que el moho penetre. Por ejemplo en las frutas y vegetales duros como: el repollo, los pimientos o las zanahorias, se puede retirar para consumir el resto del alimento. Pero hazlo, cortando antes, por lo menos 2cm y medio alrededor y por debajo del moho. 

En el caso de los quesos duros, también es seguro retirar la parte enmohecida y consumir el resto. Pero si el queso es blando (cottage, queso crema) y los ya rayados, se recomienda tirarlos al basurero.

Creadora, luego de saber esta información, estoy segura que ya no verás el moho en tus alimentos como un problema menor que se soluciona sencillamente tirandolos a la basura, no. 

La presencia de moho debe ponerte alerta y para que te preocupes ahora en solventar este problema de raíz, es decir, que trates de evitar su aparición a toda costa. Además que no es prudente perder y desperdiciar los alimentos malgastando tu presupuesto. 

Recomendaciones:

  • Cuida que donde guardes los alimentos secos no tengan contacto con el agua, porque la humedad aumenta las probabilidades de que se cree el hongo. 
  • Guarda los alimentos sobrantes en bolsas con cierre hermético y refrigera inmediatamente.
  • Conserva el pan cerrado cuando no lo vayas a consumir o servir, así lo protegerás de las esporas presentes en el aire. Si no lo vas a consumir tan rápido, congélalo los próximos días, esto detendrá el crecimiento de cualquier moho o germen, sin alterar tanto su textura.

¡Gracias creadora por siempre aprender nuevas ideas y manualidades con nosotras!.  Y como te dijimos tenemos un regalo especial para ti, sólo haz clic en este enlace y listo Si Quiero Mi Regalo

¡Un Abrazo Creadora Y Seguimos Conectadas Para Más Ideas Y Manualidades! 😃

Por: DJ

[/showhide]