Después De Ver Estas Ideas, Guardaras Los Cepillos De Diente Viejos Como Oro

¡Hola Creadora!. A partir de hoy ya no tendrás que tirar tu viejo cepillo de dientes cuando llegue el momento de comprar uno nuevo. Guárdalos, porque hay muchas formas distintas de utilizarlos en casa, te aseguro que no te arrepentirás de conservarlos.

¡Consulta nuestra lista de ideas y prepárate para ponerlas en práctica!. Te sorprenderá lo útil que puede ser tener este artículo en tu hogar, así que, de aquí en adelante empieza a utilizar tu viejo cepillo de dientes de estas nuevas formas.

USO #1. Limpiar los depósitos turbios en vasos:

¿Te preocupan los depósitos turbios que quedan en tus vasos? No te preocupes más, tenemos una solución sencilla que los limpiará enseguida. Sólo necesitas un cepillo de dientes viejo y un poco de pasta de dientes para frotarlos. Después los enjuagas y ¡Listo!.

Sabemos que estás ocupado y que no tienes tiempo para perderlo fregando los vasos durante horas. Por eso, nuestro método es tan rápido y sencillo: ¡puedes tener los vasos limpios en cuestión de minutos!

USO #2. Limpiar los rieles de las ventanas:

Los rieles de las ventanas son notoriamente difíciles de limpiar, ¡pero ya no! Todo lo que necesitas es un viejo cepillo de dientes y vinagre para que los rieles de tus ventanas vuelvan a estar como nuevos.

Lo único que debes hacer es rociar vinagre en todos los rieles, y lo dejas actuar unos 15 minutos. Luego cuando la mugre haya aflojado termina de frotar con un viejo cepillo de dientes.

Este método de limpieza no sólo te ahorrará tiempo, sino que también es mucho más barato que comprar limpiadores comerciales. ¿Y lo mejor? ¡Es ecológico! Por eso, ¡Te sorprenderán los resultados de usarlo!.

USO #3. Limpiar cada rincón de la lavadora:

Las lavadoras sucias causan mal aspecto y también pueden restar vida útil y hasta hacer que tu ropa huela mal.

Por eso, mantener tu lavadora limpia es importante por dos razones: ayuda a que tu ropa tenga el mejor aspecto y olor, y también ayuda a que la lavadora dure más.

Así que, lo más recomendable es usar un cepillo de dientes viejo y vinagre, para limpiar las esquinas, filtros y gomas de tu lavadora con regularidad.

USO #4. Limpiar el secador de pelo:

¿Sabías que es muy importante limpiar el secador de pelo con regularidad? Esto evitará que el secador de pelo tenga polvo acumulado y pelos, que impidan su buen funcionamiento.

Así que, toma un viejo cepillo de dientes y limpia con él, el polvo, o la suciedad que se haya podido acumular, y también los pelos que se hayan podido quedar después del uso.

Hacer este método con regularidad ayudará a mantener tu secador de pelo en buen estado y funcionando correctamente durante más tiempo porque prolongará su vida útil.

USO #5. Limpiar las juntas de las baldosas:

¿Cansado de fregar las juntas entre tus baldosas con productos químicos agresivos? ¡Hay una forma mejor! El bicarbonato de sodio, el vinagre y un viejo cepillo de dientes, ya que son agentes limpiadores naturales que te ayudarán a limpiar las juntas entre tus azulejos de forma rápida y sencilla.

Mezcla 1 taza de bicarbonato con 1 taza de vinagre blanco hasta obtener una especie de pasta líquida. Luego, está la vas a verter entre las juntas, y la dejas actuar al menos 20 minutos.

Pasado ese tiempo, frota o restriega con el cepillo de dientes viejo y termina de sacar toda la mugre que ya haya aflojado la fórmula. Finalmente trapea y ¡Listo! 

Te sorprenderá lo limpias que quedarán las juntas entre baldosas después de usar este método, porque es fácil de usar, respetuoso con el medio ambiente y, lo mejor de todo, ¡funciona!

¡Gracias Creadora Por Apoyarnos Con Tu Me Gusta Y Comentario. Nos Seguimos Viendo. Un abrazo! 😃

Comparte

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

Relacionados