¡Hola creadora!. Hoy aprenderás a hacer tu propio gel antibacterial casero para protegerte de todos esos gérmenes y bacterias que están en el ambiente. Los desinfectantes de manos funcionan bien contra los microbios. Además son económicos y los puedes hacer cuando quieras. ¡Por suerte, aquí te describiré el paso a paso y los ingredientes que necesitas para fabricarlo, mira hasta el final, apúntalos y manos a la obra!

Aprende A Hacer Un Gel Antibacterial Casero Fácil, Rápido Y Económico

Actualmente es importante lavarse las manos con agua y jabón para tenerlas siempre limpias, desinfectadas y libres de bacterias, especialmente después de ir al baño, antes de comer, y después de tocarse la nariz, toser o estornudar.

Sin embargo, si estás en la calle esta acción no siempre es posible si no tienes un baño cerca. Lo que sí es posible, es que siempre tengas en tu bolso un envase con gel antibacterial, de manera que puedas limpiar tus manos en cualquier parte que estés.

Afortunadamente, traigo para ti la mejor y más económica receta cacera, para que puedas preparar tu propio producto antibacterial con pocos ingredientes y de manera muy fácil.

Necesitarás: 

-Un frasco dosificador de un litro.

-Alcohol isopropílico.

-Aceite de árbol de té.

-Aceite de lavanda.

-Aceite de rosa mosqueta.

-Gel de aloe vera.

-Un envase de plástico de 100 mililitros.

Preparación:

Paso 1

En un bol preferiblemente de cristal añade 8 cucharadas de gel de aloe vera. Puedes comprarlo en la farmacia o extraerlo directamente de la planta. Eso sí, si tomas la opción 2, ten mucho cuidado para no pincharte.

Paso 2

Luego, añade unas 6 cucharadas o 90 mililitros de alcohol isopropílico. Te recomiendo usar el etanol con una concentración de más de un 70% para matar e impedir el crecimiento de microorganismos efectivamente.

Paso 3

A continuación, agrega al bol unas 16 gotas de aceite del árbol del té, 10 gotas de aceite esencial de lavanda y 5 gotas del aceite esencial que hayas elegido para perfumar el gel desinfectante.

Paso 4

Ahora, con la ayuda de una cuchara estéril mezcla todos los componentes, te quedará una masa espesa y gelatinosa indicativo de que, tu gel antibacterial ya está listo.

Nota: Si no quieres un gel muy espeso, puedes añadir más aceites esenciales.

Paso 5: 

Por último pon la mezcla en el frasco con dosificador y ya estará lista para usar en casa. 

Para llevar a todos lados contigo, pon un poco de la mezcla en el envase de plástico de 100 mililitros. Ni siquiera te ocupará espacio en tu cartera, pero te protegerá donde quieras.

¡Gracias Creadora Por Apoyarnos Con Tu Me Gusta Y Comentario. Nos Seguimos Viendo. Un abrazo! 😃