Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

¡Cuando Veas Lo Que Hizo Con Su Persiana, Vas A Querer Hacer Lo Mismo!

¡Hola creadora!. Redecorar y renovar el hogar es divertido, pero también puede ser increíblemente costoso. Sin embargo, con esta técnica creativa que traigo hoy para ti, podrás hacer algunas transformaciones con un gasto mínimo de dinero. Se trata de sacarle el máximo provecho a las viejas persianas para convertirlas en persianas romanas de bricolaje. ¡Acompáñame hasta el final y sigue las instrucciones paso a paso, para disfrutar del resultado que te impresionará a ti y a todos!

Cómo hacer cortinas romanas usando las viejas persianas

Materiales:

  • -Tela de tapicería gruesa
  • -Persiana
  • -Lápiz
  • -Tijeras
  • -Pegamento blanco fuerte
  • -Envase
  • -Brocha de espuma
  • -Pinzas para la ropa
  • -Cinta métrica
  • -Plancha

Pasos a paso:

Paso 1:

Comienza extendiendo la persiana en el piso en toda su longitud, y con la parte delantera hacia abajo, para luego comenzar a cortar las cuerdas más gruesas que conectan las tablillas tanto en la parte delantera como en la trasera. Eso sí, no cortes las cuerdas del medio, ya que esas son las que tiran de la persiana hacia arriba y hacia abajo.

Paso 2:

Ahora mide la persiana para saber cuántas tablillas deberás dejar en las cuerdas de las persianas, deberías dejar entre 5 y 7 tablillas, el resto debes quitarlas.

Paso 3:

A continuación, vas a quitar las tablillas de la persiana que no vas a usar. Corta sus extremos y verás como fácilmente podrás sacarlas por en centro sin dificultad. Haz el mismo procedimiento con todas hasta dejar 5 o 7 de estas pegadas a las tiras de las persianas como inicialmente vienen de fabrica. 

Paso 4: 

Luego, extiende la tela de tapicería gruesa que hayas elegido boca abajo, es decir, con la parte del diseño hacia el piso. Seguidamente coloca la persiana encima de la tela y mide, teniendo en cuenta la tela que envolverá la barra superior e inferior de la persiana. 

Paso 5:

También debes medir la tela que rodeará los laterales de la persiana, marca la tela donde se pliega a los lados, dejando aproximadamente 2 centímetros adicionales de cada lado para el doblex.. 

Paso 6: 

En este paso, vas a comenzar a cubrir la barra superior e inferior de la persiana con la tela, para ello, primeramente saca el tapón en cada extremo del soporte superior, mide y corta una pequeña muesca en la tela para que se enrolle bien alrededor del extremo. 

Paso 7:

Luego con la brocha de espuma, vas a cubrir todo el soporte y la tela con pegamento blanco haciendo un poco de presión para pegar. Después vas a colocar pinzas de ropa para sujetar hasta que se seque.

Paso 8:

En este siguiente paso vas a hacer lo mismo pero esta vez con la barra inferior de la persiana. Mide y corta una pequeña muesca y comienza a pegar luego con pegamento blanco. De igual manera ayúdate con las pinzas de ropa para que la tela se mantenga en su lugar hasta que el pegamento seque, eso sí, asegurate de que la tela siempre quede lisa. Así ya ambas barras quedarán forradas y listas.

Paso 9:

Por último, coloca pegamento a cada tablita de la persiana, alisa la tela con cuidado y dobla ligeramente los bordes laterales de la tela asegurándolos con las pinzas de ropa hasta que el pegamento seque, y así los bordes queden perfectos.  

Paso 10:

Finalmente, deja que el pegamento que usaste seque por completo, por lo menos entre 12 y 24 horas antes de instalar tu nueva persiana romana de bricolaje. Transcurrido el tiempo, si notas que sobran hilos o exceso de tela deshazte de ellos y ya podrás instalar la persiana para decorar tus espacios. 

¡Gracias Creadora Por Apoyarnos Con Tu Me Gusta Y Comentario. Nos Seguimos Viendo. Un abrazo! 😃

[/showhide]

DESCARGA LAS 5 MANERAS DE GANAR DINERO CON MANUALIDADES

Sé Parte