¡Hola creadora! ¿Eres de las que les cuesta hacer la limpieza en casa de solo pensar el esfuerzo que requiere esto? ¡Tranquila! Traigo una solución para ti, te compartiré unos sencillos trucos para salir de esos momentos, usando cosas que probablemente ya tienes. Mira hasta el final e, impresiona a todos con un hogar reluciente.

Así que haz clic abajo donde dice “Clic Aquí Para Seguir Leyendo”.

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Ahora no podrás vivir sabiendo estos secretos de la limpieza

Con productos naturales, curiosamente podrás hacer los mejores trucos de limpieza en tu casa que dejarán sorprendidos a todos y hasta a ti misma, ya que tu hogar quedará reluciente, acabando con esa suciedad que creías que jamás podrías eliminar por completo.

1. Limpia las brochas con jabón de bebé:

Con tres gotitas de champú de bebé que le coloques a las brochas de maquillaje, y colocándolas bajo un chorro de agua, podrás limpiar las brochas de maquillaje profundamente secando el maquillaje. Cuando estén limpias y, ya no salga espuma, las vas a colgar boca abajo para que sequen y el agua no se acumule por dentro.

2. Mantén limpio el rallador de queso:

Así como sucede con la licuadora, en el rallo de queso también suelen quedar restos de queso o cualquier otro alimento que ralles entre los agujeritos del rallador enganchados. Para que esto no suceda y hacer que este utensilio quede completamente limpio, corta una patata por la mitad y rállala. El jugo de esta, hará que se desenganche cualquier resto de alimento. Luego, lava, enjuaga y deja secar.

3. Mantén el inodoro blanco con pastillas efervescentes:

Para mantener el inodoro limpio y blanco como el de un hotel de 5 estrellas es muy fácil. Solo debes de usar 2 pastillas de alka seltzer y tirarlas en la taza del inodoro. Deja que hagan su reacción y luego lo único que vas hacer es frotar y bajar la palanca del agua.

4. Abrillanta la superficie de la bañera con un pomelo:

Corta un pomelo a la mitad, esparce sal por la bañera y frota con una de las dos mitades por las superficies. Luego limpia los restos con agua y seca la bañera. El poder del cítricos será increíble para blanquear.

5. A abrillanta los muebles lacados con leche:

Fácil, natural y económico de llevar a cabo. Primero humedece un paño con agua y frota con suavidad los muebles para retirar el polvo y seca. Luego, humedece otro paño con leche y frota. Verás qué brillante quedan. ¿Increíble cierto? Nunca antes lo hubieses imaginado.

6. Desinfecta la licuadora con vinagre:

Este electrodoméstico que usas frecuentemente para licuar los alimentos, normalmente al usarla, se le quedan restos de alimentos en el fondo. Y si a tiempo no te deshaces de ellos, comienzan a cultivar bacterias. Para que esto no suceda, vierte un vaso de agua con un chorrito de lavavajillas y otro de vinagre blanco. Enciéndela 10 segundos, bate esta mezcla y luego lava y enjuaga. ¡Más fácil imposible!

7. Recoge los vidrios rotos fácil y seguro:

En vez de usar un paño, si por accidente se te parte un objeto de vidrio, usa una rebanada de pan cuadrado. Los trozos de vidrio se pega fácilmente al pan, lo que te permite recogerlo todo sin dejar rastros que puedan causar accidentes.

8. Usa plastilina para recoger la brillantina:

Si trabajando con brillantina se te desborda por todas partes, no caigas en estrés. Agarra plastilina, haz una bola pequeña y aplastar las escarchas para recogerlas. Después te quedará una plastilina brillante.

9. Deja el horno completamente limpio rápidamente:

El amoniaco limpia el horno fácilmente, coloca media taza de amoniaco en un recipiente y mételo en el horno. Eso sí, asegúrate de que el horno esté completamente frío antes de hacer esto. Luego, déjalo actuar durante la noche y así los vapores aflojarán la suciedad. Por la mañana siguiente, simplemente puedes pasar un paño y ¡Listo!.

10. Mantén limpias las alfombras con una escobilla de goma:

¿Tienes mascotas y no sabes qué hacer con tanto pelo? ¡Tranquila! Lo único que debes de tener es una escobilla de goma para pasarla constantemente por las alfombras y recoger todo ese pelero que te estresa.

¿Te gustaron estos trucos? Para ponerlos en práctica utiliza ingredientes sencillos y baratos que tú probablemente ya tienes. Eso sí, debes saber que NUNCA debes mezclar amoníaco con cualquier otro producto que tenga o piensas que tenga blanqueador.

¡Un Abrazo Creadora Y Seguimos Conectadas Para Más Ideas Y Manualidades! 😃

Por: DJ

[/showhide]