Coloca Un Diente de Ajo Dentro Del Inodoro ¡Lo Que Sucede Es Mágico!

¡Hola!. ¿Preocupada por los gérmenes de tu inodoro? Aquí tienes una forma sencilla de desinfectarlo sin usar productos químicos agresivos: ¡sólo tienes que usar unos dientes de ajo!

El ajo es un desinfectante natural, así que es perfecto para esta tarea, además, te ayudará a mantener alejada de tu baño cualquier plaga no deseada. Si sigues viendo hasta el final, descubrirás estos sencillos pasos para desinfectar tu baño con dientes de ajo hoy mismo.

Cómo Desinfectar El Inodoro Con Ajo

Todos sabemos que debemos desinfectar el inodoro regularmente, pero no siempre es fácil saber cómo hacerlo correctamente.

No sólo es importante desinfectar el inodoro con regularidad, sino que también debes asegurarte de que lo haces de la forma más eficaz posible. Por eso, hoy te quiero revelar cómo hacerlo facilitarte utilizando dientes de ajo.

¿Qué hacer?

Paso 1. Comienza pelando un diente de ajo. Luego, este lo vas a lanzar dentro de la taza del inodoro, después del último uso de la noche, justo antes de acostarte, y déjalo actuar toda la noche.

Paso 2. Por la mañana siguiente lo único que debes hacer es vaciar el tanque de agua del inodoro.

Este TRUCO es súper fácil, rápido, y sobretodo efectivo para acabar con las bacterias del inodoro, y además de blanquearlo.

Así que te recomiendo realizarlo al menos dos veces por semana, y siempre por las noches, cuando ya el inodoro no lo vayan a ocupar, porque también eliminará el color amarillento que rodea la taza.

Pero eso no es todo, si quieres potenciar el efecto del truco anterior, o simplemente no estás satisfecha con el resultado, solo tienes que usar algunos dientes de ajo, pero esta vez para hacer un potente Té limpiador.

¿Qué hacer?

Paso 1.Pon una taza de agua en una olla y llévala al fuego. Luego, corta un diente de ajo en trozos pequeños, y cuando el agua esté hirviendo, tíralos en la olla, apaga el fuego, tapa, y deja reposar por 15 minutos.

Paso 2. Transcurrido ese tiempo, vierte el té dentro de la taza del inodoro, y déjalo actuar un par de horas. Cuando pase ese tiempo, frota, enjuaga y estará listo.

Esta técnica garantiza y potencia los resultados del método anterior, brindando resultados muy rápidos, a la hora de eliminar manchas, bacterias y además desinfectar el inodoro.

Aunque parezca extraño, este truco es muy efectivo.

¡Gracias Por Apoyarnos Con Tu Me Gusta Y Comentario. Nos Seguimos Viendo. Un abrazo! 😃

Comparte

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

Relacionados