¡Aprovecha Tu Congelador Y Guarda Alimentos Que Quizás Nunca Pensaste!

¡Hola creadora!. ¿Sabías que hay alimentos que puedes congelar y nunca te lo habías imaginado? Con esta guía podrás guardar todos tus alimentos favoritos en el congelador ahorrando tiempo y dinero.

No vuelvas a preocuparte por lo que hay para cenar: ¡sólo tienes que sacar algo del congelador! Sigue viendo atenta hasta el final y no desperdicies más comidas congelan los alimentos que no vas a utilizar pronto.

1. Congela el caldo de pollo:

¿No quieres desperdiciar el caldo de pollo que te sobra? Congélalo en bandejas de cubitos de hielo para poder utilizarlo más tarde en platos como sopa o arroz. Es una forma fácil de asegurarte de que no se desperdicien las sobras.

Con estos prácticos cubitos, podrás hacer platos deliciosos y nutritivos con poco esfuerzo. Podrás hacer deliciosas sopas, salsas y mucho más con facilidad, sin tener que preocuparte por quedarte sin caldo de pollo.

Todo lo que necesitas es un poco de creatividad y algunos de tus cubos de caldo congelados. Son perfectas para cuando tienes prisa y no tienes tiempo de cocinar desde cero.

2. Congela las hierbas:

Las hierbas congeladas son la clave para una comida deliciosa y saludable. Al congelar tus hierbas, puedes mantenerlas frescas durante meses. Esto significa que siempre tendrás acceso al sabor de las hierbas frescas, sea cual sea la época del año.

No sólo son cómodas, sino que las hierbas congeladas tienen un gran sabor. Añaden sabor y nutrición a cualquier plato, sin ocupar espacio extra en tu congelador.

Solo colócalas en papel pergamino y congélalas. Una vez que estén congeladas, puedes colocarlas dentro de un contenedor hermético y luego vuelve a ponerlas en el congelador hasta que estés listo para usarlas.

3. Congela la harina:

¿Te preocupan las plagas en tu harina? ¡No la desperdicies! Colócala en un recipiente hermético fuera de su empaque y congélala. Esto matará a cualquier insecto después de haberla congelado durante 48 horas.

Luego, métela en el frigorífico para que dure más tiempo. Así podrás tener la tranquilidad de saber que tu harina está libre de cualquier insecto molesto.

4. Congela las galletas:

¿Tienes demasiadas galletas horneadas, no sabes que hacer con ellas, y no puedes comerlas todas a tiempo?
No te preocupes, te tenemos la solución. Puedes congelarlas hasta un mes para que se mantengan frescas.

Sólo tienes que asegurarte de envolverlos bien en papel de plástico y luego en papel de aluminio. Por último, colócalos en un recipiente. Estarán como nuevos cuando los saques del congelador. ¡Anímate a usar este método ahora para tener algunas para después!

5. Congela el arroz:

¿Odias el tiempo que se tarda en cocer el arroz? Pues tenemos la solución perfecta para ti: ¡Congela el arroz cocido! Es muy sencillo: sólo tienes que cocer el arroz de forma normal, dejarlo enfriar y luego congelarlo.

Puedes descongelarlo fácilmente colocándolo en un recipiente apto para microondas con un poco de agua. De este modo, puedes tener un arroz perfectamente cocido en minutos sin tener que esperar horas a que se cocine.

¡Gracias Creadora Por Apoyarnos Con Tu Me Gusta Y Comentario. Nos Seguimos Viendo. Un abrazo! 😃

Comparte

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

Relacionados